Coaching Educativo

El coaching educativo traslada a las escuelas la disciplina del cambio por excelencia. Desde Do-ceo Training queremos ser pioneros en ofrecer un servicio de coaching educativo global que vele por un desarrollo integral de la institución educativa y todos los miembros que la componen, donde el máximo beneficiario sea el alumno y su desarrollo óptimo.

 

En los últimos años hemos podido ir observando como las escuelas más pioneras y que devienen un modelo educativo de referencia, han incorporado la figura del coach como un profesional más dentro de la comunidad educativa, otros han iniciado el cambio realizando diferentes formaciones y talleres que actualizan y mantienen a los educadores en la constante de la mejora. Y es que no queda otra opción en una sociedad donde los cambios suceden a una velocidad vertiginosa: adaptarse o morir, decía Darwin.

 

Desde la vertiente más humanista del coaching, que defiende la idea de que toda persona es capaz de ser su mejor versión, y que respeta los ritmos de desarrollo natural de la persona. Con el proyecto Coach de Escuela y el proyecto de Formación global, queremos ayudar a los centros educativos a dar respuesta a esta necesidad de cambio, con la información que nos proporciona la Neuroeducació, con herramientas de Mindfulnes y otras disciplinas, queremos poner énfasis en potenciar los recursos que a dispuesto en la pedagogía del centro para buscar su máximo rendimiento.

 

El incremento de la creatividad, de la memoria, del autoconocimiento y la empatía; la mejora de los resultados académicos, de las capacidades comunicativas, de las relaciones interpersonales; el descubrimiento de los propios talentos, de la motivación intrínseca, de la capacidad de aprendizaje ... Son algunos beneficios.

 

Con la incorporación a las aulas de las herramientas de coaching aplicadas, no sólo mejoramos la vida académica del alumno, sino que le ofrecemos una nueva manera de vivir su vida personal. Y para poder educar mediante esta disciplina, hay que ayudar a los educadores a que pudieran derivar profesionales de la misma, formándolos cuidadosamente y acompañarlos en el proceso de cambio.

 

El principal elemento que hace posible la educación es el educador, y él es el protagonista de nuestros proyectos de revolución pedagógica.